viernes, 22 de septiembre de 2017

¿Es posible llorar cuando te contemplo?

Al parece sí, no por el hecho de que tenga un recuerdo del lugar sino porque es lo más precioso que se pueda contemplar. Esas pequeñas, pero a la vez grandes cosas que nos regala la naturaleza, como un atardecer en la playa. Cada uno es distinto aunque sea en el mismo sitio o un simple encinar con árboles que han vivido muchas historias.

No solo se llora por su resplandor sino por la pena de que haya personas que no puedan ver tal belleza e importancia, que nos puede asombrar con lo más simple y a la vez no podemos vivir sin ella.

Porque la Naturaleza es parte de nuestro ser. Procedemos de ella a partir de una molécula, la cual destruimos tan rápido sin ser conscientes de que nos matamos a nosotros mismos.

"Es que este árbol no es nuestro. No nos pertenece. Es de la historia, de la vida, de la tierra, de nuestros abuelos y bisabuelos y tatarabuelos. No es nuestro”.
Película "El olivo


jueves, 15 de junio de 2017

Solo es cuestión de tiempo

Mamá: Hija, debes de dejar de cultivar lechugas. No se te dan bien.

Meses después

Mamá: Vamos aprobar esa ensalada con la lechuga del huerto. ¡Está buena!

sábado, 20 de diciembre de 2014

Yo quiero semillas




No me des una rosa recién cortada, quitando le la mitad de su vida.

Yo quiero semillas para ver como se asientan en la tierra igual como yo lo hago en el mundo, para observar como crece igual a la vez que yo crezca en esta realidad, para ver madurar ese árbol al mismo tiempo que lo hace mi cabeza, para contemplar como resiste a las adversidades del tiempo de la misma forma que yo supero los golpes de la vida y ver como seguirá viviendo durante más año aunque yo muera y poder recordar todo mi pasado orgullosa y morir sola en la tranquilidad.

domingo, 26 de octubre de 2014

Otro día más

Otra mañana más en este subterráneo, donde la gente ni para de entrar y salir con prisa de este vagón, que avanza sin parar, pasando una parada tras otra.
Yo ajena a todo movimiento o sonido, me hundo en las líneas de algún libro. En un mundo imaginario a veces, dejándome llevar por esos personajes con pensamientos increíbles y contemplando un paisaje que me deja absorta.
"¡Cocheras!", es el único sonido con el que reacciono. Cierro el libro despacio y con cuidado lo devuelvo a la mochila.
Aún sin despertar a la realidad observo el mismo paisaje pero distinto cada día hasta te llegar a mi parada. Atravieso el campus de forma inconsciente, oliendo el césped y sintiendo el frío, que me despierta poco a poco.
Hasta que no estoy en frente de la puerta de la clase, no vuelvo completamente a la realidad, que me hace desconectar de esos veinticinco minutos del ese mundo paralelo.

miércoles, 1 de enero de 2014

Siempre son los locos

Los locos, siempre son los locos. Aquellos que se cuestionan todo habido y por haber, ¿y al final para qué? Para que los maten, los desprecien e insulten.

Pero ojo, porque algunas de estas personas pueden poner la primera piedra de un largo camino, el cual seguiremos los demás y que mejoraremos.

Porque se consideraron locas aquellas personas que dijeron que la tierra era redonda, que se le ocurrieron abrir un cadáver para ver su interior, que lucharon por la igualdad, por la democracia o por cuestionarse que había algo más que estrellas en el cielo.

Así que habrá que tener cuidad con estos/as locos y locas, ya que algunas podrían cambiar o hacer grandes cosas.

"Davout Hossein: ¿Qué hacéis?
Rob: Vamos a operar a Sha Ala ad-Daula.
Davout Hossein: ¡Estáis locos!
Ben Kingsley: ¡Sí!, estamos locos. Así que ven y contagia te de esta locura."

Película El Médico


viernes, 7 de junio de 2013

No hay que fijarse siempre en los detalles

Pedro picó en la piedra varias veces, que no terminó de extraer un trozo del mineral. No se percató del espectacular paisaje que tenía a sus espaldas.

Inicio de Miki.

Seguirá siendo una buena historia

En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía... ¿ un hidalgo, un gordo o una dama?. Ah! Ya un gato verde y gordito que dormía debajo de un árbol...